En las negociaciones sobre el cambio climático de las Naciones Unidas en Perú, es optimismo versus realidad.

COP20kickoff

Desde el lunes en Lima, Perú, representantes de aproximadamente 190 países comenzaron su última conferencia en más de 2 décadas de reuniones para discutir como detener o revertir a largo plazo, el calentamiento global producido por el hombre.

Las discusiones, técnicamente conocidas como la vigésima conferencia de las partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC), están apuntando a producir un esquema que pueda ser moldeado en un nuevo acuerdo sobre el clima global para el próximo año y que entraría en rigor en el año 2020.

Uno suele ver estas discusiones con considerable escepticismo, considerando que han resultado en un mundo con emisiones de gases de invernadero que continúan incrementándose, no disminuyendo y donde las probabilidades de evitar las peores consecuencias del calentamiento global, tales como la desaparición virtual del hielo en Groenlandia, lo cual aumentará los niveles promedio del mar, están reduciéndose.

“La ventana de oportunidad para reducir las emisiones se está cerrando pronto”, dijo el ministro del ambiente de Perú y presidente de las charlas nuevas sobre el clima, Manuel Pulgar-Vidal, en la sesión de apertura de las discusiones del clima.

Estas discusiones están tomando lugar durante lo que es probablemente el año más caliente de la tierra desde que lo registramos con instrumentos en 1880, y muy probablemente mucho más atrás.

A pesar de todo, el nuevo acuerdo pasado el 2020, aunque es políticamente ambicioso, es poco probable que evite la intención declarada de la UNFCCC. El acuerdo hace un llamado para evitar “la peligrosa interferencia con el sistema climático”.

Políticamente, ese vago juego de palabras ha sido interpretado como que el calentamiento tendría que limitarse a 2 grados Celsius o menos sobre las temperaturas promedio pre-industriales (la temperatura promedio global en 1850). Los líderes del mundo acordaron este objetivo en la reunión del clima en Copenhagen en el 2009 y otra vez en Cancún en el 2010.

Niveles de Dióxido de Carbono en el tiempo, muestra concentraciones de CO2 elevándose en años recientes.
Niveles de Dióxido de Carbono en el tiempo, muestra concentraciones de CO2 elevándose en años recientes.

Sin embargo, las crecientes emisiones de gases de invernadero desde entonces significa que este objetivo se está escapando más y más de nuestro alcance.

Hablando ante delegados el lunes, Rajendra Pachauri, quien pertenece al panel intergobierno de las Naciones Unidas sobre cambio climático, dijo que la definición de calentamiento global “peligroso” no es uno que los científicos tengan que determinar sino que pertenece al reino político. Aún él presentó la tarea de cumplir la meta de los 2 grados como una tarea Hercúlea, considerando el nivel de ambición que está llevando la reunión en Lima.

Pachauri dijo a los delegados que el mundo ha estado acostumbrado  a más de la mitad (65%) de su “presupuesto de carbón” que es compatible con la meta de los 2 grados, con sólo 35% de presupuesto restante. (El presupuesto de carbón es la cantidad máxima estimada de dióxido de carbón que podría ser emitido con el tiempo mientras permanece dentro del límite de los 2 grados).

En orden para mantener la meta de los 2 grados viable, Pachauri dijo que las emisiones globales de gases de invernadero, tales como dióxido de carbono, necesitarían llegar a su pico dentro de una década, y disminuir a cero o números negativos para el año 2100. Contra menos reduzcamos las emisiones ahora, más caro y empinado necesitarían ser las reduciones de emisiones en las décadas que vienen, muestran los estudios.

Nada de esa escala está actualmente siendo considerado. Tomemos el anuncio conjunto entre Estados Unidos y China sobre recorte de emisiones el 12 de noviembre, por ejemplo. Fue saludado apropiadamente como un logro y avance en política climática pero ninguna de las partes siquiera se comprometió a reducir las emisiones. En vez de eso fue dirigido a un mayor reto de las rápidamente crecientes emisiones  de China.

cumulative_emissions-640x475
Emisiones acumuladas desde el comienzo de la revolución industrial al 2011.

 

China, el cual es el más grande emisor absoluto de carbón, por primera vez se a comprometido a recortar sus emisiones para el 2030 o antes, y ha prometido incrementar su uso de energía renovable a 20% de la producción de energía nacional. Los Estados Unidos por su parte se ha comprometido a recortar sus emisiones entre 26% a 28% debajo de los niveles del 2005 para el 2025, lo cual representa el doble de la cifra de reducción de emisiones de la que previamente se había planeado.

Todos los ojos en Lima están ahora en la India, donde el nuevo gobierno del Primer Ministro Narendra Modi tiene que anunciar su compromiso climático para después del 2020. La India es el tercer emisor más grande y es un país que está desarrollándose rápidamente, su trayectoria de creciente emisión de gases también. Por lo tanto, su reacción a las movidas de Estados Unidos y China tendrán grandes consecuencias para el futuro del clima.

Hoy en día, debido a la ausencia de objetivos de reducción de emisiones más ambiciosos, los científicos han dicho que estamos en camino de ver un incremento en las temperaturas globales de entre 4.5 grados Fahrenheit a 14 grados Fahrenheit para el 2100.

Los estudios han mostrado que un calentamiento a esa escala comprometería la estabilidad de la capa de hielo en Groenlandia, desestabilizará partes de la Antártida, causará cambios inmensos en los ecosistemas y elevará el riesgo de olas de calor mortales y otros eventos de clima extremo, junto con otros impactos.

Los científicos lo ponen en un reciente informe de esta manera: “Las consecuencias de tal incremento en la temperatura serán catastróficas”.

Aún si el calentamiento se limitara a 2 grados Celsius sobre los niveles pre-industriales, todavía tendríamos olas de calor severas y más duraderas, más precipitación extrema y cambios dramáticos en los ecosistemas globales que podrían amenazar la supervivencia de muchas especies.

Mashable – Andrew Freedman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s