Los lemmings no se suicidan en masa.

Resulta que el “documental” que promulgó esta mentira era más fantasía que hechos científicos. Normalmente no esperas eso de una producción de Disney.

Era el año 1958. La película era “White Wilderness”, un documental sobre la naturaleza que mostraba la vida en el norte sub-ártico dirigida por James Alga. Excepto que hay muy poca documentación. La famosa escena que promocionó esta concepto erróneo que los lemmings: regularmente migran y que se suicidan en masa fue completamente montado.

El documental fue hecho en Alberta, Canadá. Los lemmings no son nativos de esa región así que el equipo de producción tuvo que importar unas cuantas docenas de los animales para la filmación. Las especies de lemmings que ellos pusieron en fila no migran. Algunas especies de lemmings sí migran, cuando el crecimiento de su población empuja a algunos individuos a moverse a otras áreas menos pobladas. Pero nunca verás una manada de lemmings migrando como lo ves en la película (sin importar cuan adorable pueda ser).

El equipo de filmación tuvo que emplear un tornamesa cubierto de nieve para hacer parecer que estaban migrando cuando lo que realmente hacían era correr en círculos. Luego que el equipo tuvo suficientes tomas, los animales fueron arreados a la orilla de un río cercano y sin mucha ceremonia fueron empujados al agua, donde se ahogaron. Y el mito de los lemmings que se suicidan nació.

¿Cruel? Definitivamente. Pero esto era Hollywood en los años 1950s, donde la crueldad con lo animales era trágicamente común. Los estudios por ejemplo mataron 100 caballos para una sola escena en “Ben-Hur” y apuñalaron un león hasta que murió para “Tarzan”, matar unas cuantas docenas de roedores para divertir a una audiencia no era gran cosa.

No fue hasta 1982, cuando el programa de la Canadian Broadcasting Corporation, de periodismo de investigación llamado “The Fifth Estate” lanzó un episodio llamado “Cruel Camara” sobre el enfermo trato a los animales por Hollywood, la historia de la muerte de los lemmings se hizo pública. Pero para ese tiempo “White Walderness” ya había ganado un premio de la Academia por Mejor Documental y el mito de los lemmings que se suicidan fue escrito en piedra.

Gizmodo – Andrew Tarantola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s