La historia del 911 el número para llamadas de emergencia.

Antes de 1960, los Estados Unidos no tenía un número telefónico universal para que los americanos llamaran si necesitaban ayuda de la policía o de los bomberos. Quien llamaba simplemente tenía que saber el número de teléfono de cada departamento en el área donde vivía.

En el caso de las grandes ciudades, aquellas con múltiples departamentos de policía y bomberos cubriendo las diferentes áreas. Los Angeles, por ejemplo, tenía 50 diferentes departamentos de policía y un número similar de números telefónicos. A los operadores de teléfonos usualmente se les dejaba direccionar las llamadas de emergencia si quien llamaba no estaba seguro cual departamento o número necesitaba. A menudo habían demoras adicionales si los departamentos de policía o de bomberos en la línea o los empleados quienes respondían el teléfono estaban ocupados con otra llamada. Este sistema no estaba optimizado para obtener ayuda de emergencia cuando era necesaria o era urgente.

Para solucionar este problema, la asociación de bomberos nacional sugirió un número nacional de emergencia en 1957. Pero no fue hasta 1967 que el presidente Lyndon B. Johnson ayudó a rodar la pelota. Un reporte para la comisión del presidente Johnson sobre Aplicación de la Ley y Administración de Justicia sugirió que un sólo número telefónico debería ser designado para emergencias a nivel nacional, o al menos en las ciudades principales. El reporte también recomendó que los departamentos de policía tuvieran 2 líneas telefónicas: una para emergencias y otra para llamadas regulares. De esa manera quien llamara para reportar una emergencia no estaría trabado en espera mientras el empleado ayudaba a alguien que sólo busca información.

Para hacer el número universal de emergencia una realidad, la Comisión de Comunicaciones Federal o FCC se asoció con la American Telephone and Telegraph Company (conocida como AT&T) a finales de 1967 para determinar cual debería ser el número. Luego de reflexionar, AT&T propuso en 1968 que los números 9-1-1 deberían ser el nuevo número universal de emergencia.

¿Por qué específicamente 9-1-1? Simplemente el número es corto, fácil de recordar y puede ser marcado relativamente rápido dado los pocos dígitos. Esto era particularmente importante en los teléfonos con ruedita de esa época que eran populares cuando el 9-1-1 fue implementado. (Los teléfonos de tono o toques no fueron introducidos hasta 1963 y le tomó 2 décadas reemplazar a los de rueda). Adicionalmente el hecho de que tenga 3 dígitos significaba que el número podía ser fácilmente distinguido de otros números telefónicos normales en el sistema interno de AT&T y desviaba a una ubicación especial sin muchos cambios a la red de AT&T. (Unos años antes AT&T había implementado sus números 6-1-1 y 4-1-1, por lo tanto recomendar el 9-1-1 hizo ésto una relativamente simple actualización para ellos).

El Congreso apoyó la propuesta de AT&T para el 9-1-1 como el número de emergencia nacional y pasó una legislación para su efecto. Para poder hacer las cosas más justas para las compañías telefónicas que necesitaban actualizar su equipo y oficinas para poder manejar el sistema de llamadas 9-1-1, la política Sistemas Bell fue creada. La política juntaba los costos de las mejoras con los precios de las tarifas básicas que las compañías telefónicas le cobraban a sus clientes.

Luego de más de 10 años luego que el Congreso estableciera el 9-1-1 como el número de emergencia universal, aproximadamente el 26% de los ciudadanos de Estados Unidos podían marcar 9-1-1 y ser conectados con sus servicios de emergencia locales. Te sorprendería saber que sólo hace 25 años atrás, en 1989, ese número había aumentado sólo a 50%. A pesar de todo una década después aumentó a 93%. Hoy, aproximadamente 99% de la gente en los Estados Unidos tiene acceso al 9-1-1.

Algunos datos adicionales:

  • Gran Bretaña fue el primer país en establecer el número de emergencia universal (999) en 1937. Fue establecido luego que 5 personas murieron en un incendio.
  • El primer sistema de emergencia que usó el 9-1-1 fue en Haleyville, Alabama y la primera llamada al 9-1-1 fue hecha allí el 16 de febrero de 1968. La persona quien hizo la llamada fue el Senador Rankin Fite. La persona que respondió fue el representante de U.S. Tom Beville quien estaba esperando la llamada en el departamento de policía de Haleyville. Luego en Nome, Alaska se estableció el segundo sistema de emergencia 9-1-1 sólo unas cuantas semanas después que Haleyville.
  • 9-1-1 es ahora internacional gracias a Canadá que adoptó el número como su número de emergencia.
  • Originalmente, el sistema 9-1-1 basaba su ubicación ruteando el número telefónico de la persona que estaba llamando. Esto probó ser un pobre sistema ya que los límites municipales y el intercambio de límites telefónicos no eran lo mismo, por lo que las llamadas no siempre eran perfectamente ruteadas. Para corregir esto, el 9-1-1 mejorado fue introducido, el cual utilizaba direcciones en vez de números telefónicos para rutear las llamadas 9-1-1.
  • Los teléfonos celulares y de voz sobre IP (VoIP) han introducido nuevos problemas al viejo sistema 9-1-1 y al sistema 9-1-1 mejorado, tratar de descubrir de dónde la persona en cuestión está haciendo la llamada. Para celulares la FCC requiere muy estrictos parámetros de ubicación ya sea usando GPS o por ubicación de la célula. En el primer caso, necesita ser precisa dentro de 150 metros para un mínimo del 90% de las llamadas 9-1-1 y dentro de 50 metros para un mínimo de 67% de las llamadas. En el otro caso necesita ser preciso dentro de 300 metros para el 90% de las llamadas y 100 metros para el 67% de las llamadas. Se espera que con el tiempo la FCC continúe requiriendo que estos sistemas sean más y más precisos.
  • Más allá de estos tipos de actualizaciones al sistema, el cambio al uso de celulares ha introducido la posibilidad de enviar textos 9-1-1 para recibir ayuda. Mientra los sistemas están siendo instalados muchos operadores como AT&T, Sprint, T-Mobile y Verizon ahora soportan esto y se espera que todos lo soporten para el 31 de diciembre del 2014. Para solucionar el problema de saber si el envío de texto al 9-1-1 está disponible en sus áreas, si envías uno donde no está disponible aún, deberías recibir una respuesta automática por mensaje de texto diciendo que no está disponible.
  • Otros número “N-1-1” incluyen el 2-1-1: información para servicios para la comunidad; 3-1-1 para servicios de gobierno municipal que no son emergencias; 4-1-1 asistencia de directorio; 5-1-1 información de tráfico y servicios policiales que no son emergencia; 6-1-1 servicio al cliente de la compañía de teléfonos; 7-1-1 Dispositivo de telecomunicación para sordos o TDD; 8-1-1 servicios públicos subterráneos.

Gizmodo – Sarah Stone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s