Como las protestas forzaron al CEO de Mozilla ha renunciar en 11 días.

En una mañana lluviosa esta semana en San Francisco, el nuevo Gerente General (CEO) de Mozilla Brendan Eich se sentó a tomar café con una de las personas que pedían su renuncia. Hampton Catlin, un desarrollador importante de aplicaciones para el sistema operativo Firefox, anunció que estaba abandonando la plataforma debido a la forma en que Eich manejó el tema de su donación de $1000 en el 2008 a la lucha contra el matrimonio del mismo sexo. La propuesta 8 de California, pasó con 52% de los votos en el 2008, hizo el matrimonio del mismo sexo ilegal en California hasta que la ley fue anulada por la Corte Suprema. Durante una hora Catlin explicó el sufrimiento que la propuesta 8 le causaba para él y su pareja, un inglés quien no pudo emigrar hasta que el matrimonio se volvió legal. Catlin le pidió a Eich una disculpa. No obtuvo ninguna.

En vez de eso Eich renunció como CEO y dejó la junta de la fundación Mozilla. De repente Eich, quien sirvió en Mozilla como CTO y previamente inventó el lenguaje de programación JavaScript, se quedó fuera de la compañía de la cual es co-fundador en 1998. Eich le dijo a CNET que puede ser desafiante para un CEO pero todos en nuestra comunidad pueden tener diferentes creencias sobre todo tipo de cosas que puedan estar en conflicto.

En cerca de 2 décadas trabajando en la misión de Mozilla, Eich se volvió conocido como un brillante técnico y un defensor de la web abierta. Pero luego de volverse CEO de Mozilla hace 11 días, Eich se volvió conocido principalmente por su oposición al matrimonio del mismo sexo. En una era donde Jeff Bezos dona millones de dólares para apoyar la igualdad en el matrimonio en Washington y Mark Zuckerberg marcha en el desfile del orgullo en San Francisco, Eich sobresalía por su oposición y su negativa a discutir sus creencias. Esto generó un extraodinario debate público entre él y la comunidad Mozilla sobre cuando un CEO puede clamar el derecho a sus propias creencias no populares y que debe suceder cuando esas creencias chocan con los valores escritos de su compañía.

Pero Eich encontró poco apoyo público para su argumento en el que él podia mantener la promesa de Mozilla de igualdad en el trabajo mientras financia la discriminación en casa. Las reacciones negativas de empleados, desarrolladores y aun OKCupid comenzaron a agitar Mozilla en un momento en donde el cambia hacia dispositivos móviles ha dejado su producto principal y fuente de ganancias, el navegador de escritorio Firefox, pareciendo una reliquia. La controversia con Eich estaba distrayendo a Mozilla en sus esfuerzos por competir en el nuevo mundo y últimamente podría haber dañado a la web abierta también.

El camino a la renuncia.

Esta lleno de giros inesperados. Para empezar Mozilla ya había peleado este combate una vez en el 2012. Eso fue cuando la donación de Eich se hizo pública, llevando a una tormenta de fuego en Twitter. Él respondió con un artículo en el blog en el cual se ofendió de ser etiquetado un intolerante y afirmó que los Mozillianos deberían enfocar en su misión comporatida y no requerir a los participantes primero pasar una prueba de pureza ideológica. La controversia rápidamente murió quizás porque Eich en ese entonces era simplemente el CTO y no como es ahora un rostro público.

Mientras el punto de vista de Eich rápidamente fue abandonado por sus compañeros americanos. En el 2008 oponerse al matrimonio gay era compartido por la mayoría de americanos. Incluso Barack Obama compartía la misma oposición en el 2008. Pero para el 2014 las opiniones habían cambiado: más de la mitad del país apoya el matrimonio del mismo sexo – incluyendo a Obama. Pocos de los que fueron a las urnas en el 2008 podrían haber adivinado que donar a la propuesta 8 luego se volvería una ofensa que te descalificaría como persona para dirigir una compañía. Los que piden la renuncia de Eich dijeron que su apoyo financiero afectaría la habilidad de Mozilla de atraer y retener talento. Podría tener un impacto negativo en la recaudación de fondos en la Fundación Mozilla, la cual opera de manera separada de la compañía que hace Firefox y se basa en donaciones privadas para abogar por la web abierta.

¿Eich quería el puesto?

La mayor sorpresa en todo esto es que Mozilla, una organización que emplea una multitud de gente LGBT y vocalmente apoya el matrimonio del mismo sexo, llegó a ser dirigida por alguien quien donó dinero para evitar que eso suceda. Como el co-fundador de Mozilla y CTO, Eich difícilmente era el favorito para el cargo. Pero su nombramiento vino luego de una extendida búsqueda que rechazó a 25 candidatos. Eich dijo que el deseaba no haber tomado el cargo.

La semana en que Eich fue anunciado como nuevo CEO, la mitad de la mesa se fue. Mozilla indica que 2 miembros de la mesa ya tenían planeado irse y que el tercero (anteriormente CEO de Mozilla) John Lilly se iba por razones no relacionadas a la donación a la propuesta 8. Pero estas partidas han contribuído a dar la impresión de que la compañía está en problemas.

Extraído de The Verge por Casey Newton.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s